DUDAS OBESIDAD

Sobrepeso: Para una mujer pesar 5 kilos de más puede significar ganar 7.000€ menos al año

Hoy, en el Día de la Mujer, hemos querido compartir esta información que hace referencia a cómo el sobrepeso puede añadir más dificultades a la capacidad financiera de muchas mujeres dada la discriminación a la que se ven sometidas por los kilos de más.

Y es que los kilos de más son peores (desde el punto de vista de carrera profesional y salario) para las mujeres que para los hombres, incluso cuando la diferencia es tan pequeña como 5 kilos.

Tal y como publicábamos hace un tiempo en este articulo sobre Gabrielle Deyder, una mujer francesa que ha relatado en su libro cómo fue víctima de discriminación laboral por su obesidad, las mujeres con  sobrepeso tienen más posibilidades de ganar menos dinero que las mujeres con un peso normal y saludable. Al menos esta ha sido la conclusión de un estudio de la Universidad de Vanderbilt en los EEUU,

Lo peor de todo es que nada tiene que ver esto con el nivel de educación o experiencia de la mujer, sino con las preferencias de los empleadores que a la hora de seleccionar personal se decantan por empleadas sin sobrepeso, siendo este uno de los motivos que pueden condicionar unos menores ingresos ya que el acceso a ofertas laborales puede resultar más complicado. Y es que al parecer, ser delgado es un requisito básico para tener mejor sueldo;cuanto más delgado, mejor financieramente hablando. El estudio arroja unos datos sorprendentes: Las mujeres con sobrepeso ganaron unos 7.000€ menos que sus compañeros masculinos con el mismo sobrepeso. Pero cuando se trata de obesidad la diferencia se dispara. Según el estudio, las mujeres con obesidad ganaban 15.000€ menos; por contra, las mujeres muy delgadas llegaban a ganar hasta 18.000€ más que la media. Estas diferencias son mucho más acentuadas entre mujeres que entre hombres.

Cuando se trata de carrera profesional, más de lo mismo. Según el estudio, casi el 50% de los directivos varones presentaban sobrepeso sin embargo esta cifra se reducía a un 5% en el caso de las mujeres directivas.

¿Cuándo comienza esta discriminación por sobrepeso? mucho, mucho antes de alcanzar un IMC de 35.

De hecho, un estudio sugirió que el prejuicio contra las mujeres comienza a aparecer cuando solo pesan unos pocos kilos por encima de un peso saludable.

Casi no hay ningún escenario en el que el sobrepeso sea una ventaja para una mujer, o incluso cuando pone a la mujer en igualdad de condiciones con respecto a sus compañeros masculinos con sobrepeso. De hecho,  y por desgracia, la discriminación de peso parece estar en aumento. Y no se trata solo de lo que ganan las mujeres, sino de cómo gastan porque también en este apartado las consecuencias económicas del sobrepeso son peores para las mujeres. Por ejemplo, en el caso de la ropa y aunque últimamente las cosas están cambiando, la variedad de ropa para tallas grandes es escasa y mucho más cara.

En definitiva, es evidente que el sobrepeso y la obesidad afectan a la salud y a la calidad de vida, pero a unos afecta más que a otros y el colectivo femenino, además de tener que hacer frente a una mayor presión social con respecto a los criterios de belleza que aún siguen imperando en la sociedad, también deben enfrentarse a una mayor discriminación por obesidad.

Nota: El estudio al que nos referimos en el artículo es Overweight women lose in the labor market: Vanderbilt study que hace referencia a datos de EEUU pero extrapolables a otros muchos países.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario