BALON INTRAGASTRICO PARA TRATAR EL SOBREPESO

¿Por que seguimos apostando por el Balón Intragástico como tratamiento de la obesidad?

El Método POSE, la técnica Aspire, el Método Apollo… son varios los tratamientos de la obesidad que han surgido en los últimos años. Pero lo cierto es que hay uno que durante muchos años ha sido una referencia dentro de la cirugía bariátrica: el balón intragástrico.

BALON INTRAGASTRICO PARA TRATAR EL SOBREPESODespués de tantos años parece que el Balón Intragástrico es un método sin fecha de caducidad puesto que sigue siendo una opción eficaz para tratar la obesidad y conseguir una pérdida de peso. Existen numerosos estudios internacionales que confirman que el Balón Intragástrico es un método válido para conseguir reducir la capacidad del estómago y por tanto tener una sensación de saciedad que facilite un cambio de hábitos alimenticios.

Con más de 12 años y 2000 casos con el Balón Intragástrico podemos afirmar que es una técnica efectiva para tratar la obesidad.

En base a nuestra experiencia particular del equipo de Cirugía, que empezó a aplicar este tratamiento en el año 2002, podemos afirmar que el Balón Intragástrico es una técnica para conseguir perder cerca de 22 kilos en unos 5 o 6 meses.

Nos avalan más de 2000 pacientes tratados con esta técnica y hemos observado que por lo general las personas consiguen perder entre el 60% y el 80%  del exceso de peso corporal. Se trata de una técnica apta para casi todas las edades (18-60 años) e indicada para aquellas personas con un Índice de Masa Corporal situado entre 30 y 40.

Evidentemente cada persona es distinta, y un mismo tratamiento responde igual para cada persona. Es por eso que es importante consultar a los especialistas médicos para que ellos analicen tu caso en particular y determinen que tratamiento será más efectivo para combatir la obesidad.

Lo que sí está claro es que el Balón Intragástrico es una opción poco invasiva y dolorosa y que ofrece resultados contrastados desde hace ya 12 años.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario