controlar la ansiedad por la comida

Masticar más para comer menos y adelgazar

Si masticas más, comes menos. Recientemente se ha demostrado que si aumenta la cantidad de veces que se mastica un alimento durante una comida, se come menos. La razón es que el cerebro tarda 20 minutos en enviarle al estómago las señales de saciedad y durante este tiempo las personas que ingieren rápido pueden consumir más cantidad, lo que significa adquirir más calorías y deriva en sobrepeso o obesidad.

Justamente uno de los objetivos de las técnicas para tratar la obesidad como el Método POSE, Balón Intragástrico o el Sistema Aspire y en general de cualquier tratamiento que tenga como objetivo el tratamiento del sobrepeso y de la obesidad, es conseguir llegar antes a la sensación de saciedad. Al conseguir esta sensación de saciedad antes de lo normal es más fácil cambiar los hábitos alimenticios de los pacientes, algo vital para considerar exitoso el tratamiento. Por eso los nutricionistas del equipo insisten en la importancia de cuándo comer -evitar picar entre horas- y de cómo comer -hay que masticar más, comer más lento y porciones más pequeñas.

Además masticando bien y varias veces le hacemos un favor a nuestro sistema digestivo facilitando una mejor digestión de los alimentos. Además comiendo lento y masticando mejor, somos más conscientes tanto de lo que ingerimos a nivel de cantidad como del sabor de lo que comemos. La calma a la hora de comer hará que comamos menos estresados evitando así la ansiedad que tanto mal nos hace y que nos lleva a comer más de lo necesario.

balón intragástrico o método pose aprender a masticar mejorAhora viene lo difícil: ¿Cómo consigo cambiar estos hábitos?

Hay quienes consiguen cambiarlos por sí mismos simplemente siendo más conscientes de los beneficios que puede aportar un pequeño cambio como este.

Hay quienes necesitarán modificar algunos detalles que interfieren para poder comer de forma más calmada. Por ejemplo diferentes estudios demuestran que comer con la tele o consultando el móvil, tablet, etc.. hace que comamos más, básicamente porque no estamos tan pendientes de lo que comemos sino de lo que vemos por la tele, móvil, tablet, etc.. y al estar distraídos vamos comiendo sin darnos cuenta y sin ser conscientes de lo que comemos y de cómo comemos. Otro truco es hacer como con los niños, cortar trocitos o porciones más pequeñas de comida ya que nos ayudará a masticar mejor los alimentos y comer más lento.

Por último, en algunos casos, cambiar una conducta que lleva haciéndose del mismo modo durante años es complicado y por lo tanto requiere la ayuda de un profesional que reeduque al paciente en diferentes aspectos de la conducta alimentaria, siendo la masticación uno de ellos.

Comparte esta información si te parece interesante e intenta poco a poco masticar mejor y disfrutar más de la comida siendo más consciente de lo que ingieres.

Para cualquier comentario o pregunta al respecto no dudes en contactar con nuestro equipo médico y nuestra nutricionista te dará respuesta.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario