método pose en teknon

Sin excusas: Dí no a las excusas más habituales para no adelgazar

Perder peso no es fácil, pero tampoco lo son los obstáculos y las barreras mentales que nos creamos para justificar unos hábitos que no nos ayudan a perder peso.

De hecho, estas barreras mentales no son más que excusas que nos creamos para justificar el incumplimiento de unos buenos hábitos alimenticios y de estilo de vida.

Algunas de las más habituales son:

1).- No sirvo para hacer dieta, no soy capaz de cumplir lo que me piden. NO ES CIERTO: Todos podemos cambiar nuestros hábitos alimenticios

Muchas veces esta frase se dice incluso cuando a penas se ha intentado seriamente perder peso. Uno de los motivos que se esconden detrás de esta frase es el miedo al cambio. El salir de la “zona de confort”, de lo que siempre hemos hecho provoca incertidumbre y miedos y por eso antes de intentarlo o cuando aún se lleva poco tiempo intentando hacer dieta, es fácil caer en esta actitud derrotista.

2).- Es mi constitución, mi metabolismo, es hereditario….: NO ES CIERTO, aún y existiendo cierta predisposición genética o causas fisiológicas, se puede perder peso.

Muchas personas “tiran la toalla” porque creen que por causas fisiológicas, genéticas, etc.. no pueden hacer nada por perder peso. Es cierto que algunas de las causas de la obesidad pueden ser fisiológicas o genéticas pero habitualmente no es el único motivo. La obesidad es una enfermedad multifactorial por lo que además de estas causas suelen haber otras muchas más que provocan el exceso de peso y por tanto con independencia de estas causas, se puede tratar el sobrepeso.

3).- No tengo tiempo para cocinar de forma saludable, como fuera de casa, mi ritmo de vida no me permite comer bien, etc...: SEGURO QUE PUEDES MEJORARLO

La sociedad actual nos obliga muchas veces a comer fuera de casa, tener horarios irregulares o ir siempre con prisas a la hora de comer, pero al final “querer es poder” y con un poco de planificación y conocimientos se pueden remediar la mayor parte de situaciones que hacen que no comamos de forma saludable.

Planificar los menús y cocinar el fin de semana para tener luego la comida lista,  saber elegir bien en el restaurante y optar por ensaladas, pescados o carnes a la plancha poco condimentados, fruta…. En definitiva ni la falta de tiempo ni el comer fuera deberían ser obstáculos a la hora de cambiar hacia unos hábitos alimenticios más saludables.

Si quieres perder peso y ganar salud empieza por suprimir estos obstáculos de tu mente y ponte en manos de profesionales que puedan ayudarte a conseguir tu objetivo. Perder peso no es fácil, pero tampoco es tan difícil como crees…

Contacta con nuestro equipo médico para que podamos valorar tu caso y ayudarte a adelgazar.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>