man on floor scales. Isolated 3D image

Obesidad Abdominal:Mantenla a raya

 

El exceso de peso está directamente relacionado con el aumento  de las posibilidades de desarrollar enfermedades asociadas a la obesidad. La obesidad , se define como el exceso de la cantidad de grasa total del cuerpo como resultado de un desequilibrio entre la ingestión calórica y el gasto energético.
Sin embargo, no todas las obesidades son iguales.  Por ejemplo, la obesidad abdominal , es tan perjudicial como la obesidad en general. Diferentes estudios médicos (1) apuntan que aquellas mujeres cuyo sobrepeso/obesidad se concentra especialmente alrededor de la cintura, incrementan hasta un 70% las posibilidades de desarrollar cáncer de páncreas. 
 
Lo mismo sucede en los hombres con obesidad abdominal: diferentes estudios (2)vinculan la obesidad abdominal con el cáncer de próstata, de este modo, los hombres con un coeficiente de cintura-cadera superior a 0,99 tienen un 43% más de riesgo de padecer cáncer de próstata que los que tienen un coeficiente inferior a 0,89.
Maribel Sanchez, nutricionista del equipo de Terapias Obesidad nos explica en qué consiste la obesidad abdominal, cómo medirla y como combatirla.
“La obesidad abdominal se da cuando existe una concentración de grasa en esta zona. La forma de medirla es  comparando la relación entre cintura/cadera y   se  calcula dividiendo la medida de la cintura entre la medida de la cadera”. Otra forma de medirla es calculando el perímetro abdominal. Para la OMS, hay dos niveles de obesidad abdominal a partir de los cuales pueden empezar a  manifestar complicaciones metabólicas. Es decir, existe un riesgo aumentado  en circunferencias abdominales iguales o superiores a 94 cm. en el caso de los hombre y mayores o iguales a 80 cm. en el caso de las mujeres.  Con unos valores iguales o superiores a 102 cms para hombres  y 88 cms para mujer, se considera que el riesgo de padecer complicaciones metabólicas o enfermedades relacionadas es un riesgo elevado”
Con respecto a su prevención hay al menos unas 5 normas que deben aplicarse  si queremos evitar la obesidad abdominal, de forma resumida, os dejamos con estas 5 normas.
 
1.- Distribuir la cantidad de alimentos que se ingieren en 5 partes y no saltarse ninguna comida.
2.- Modificar hábitos
. Controlar el consumo de carnes rojas , pudiéndolas sustituir por carnes blancas (pollo y pavo) incluso mejor aún, por pescado
. Fritos y guisos por alimentos cocinados a la plancha y/o al vapor
.Pastas y arroces “normales” por integrales
.Embutidos grasos por otros menos grasos tipo queso freso, pavo, jamón cocido y jamón serrano sin grasa.
.Café por infusiones
. Bebidas gaseosas por agua
3).- Incorporar/Aumentar el consumo de verduras y frutas con bajo contenido calórico y que ayudan a “desintoxicar” el organismo: verduras de hojas verdes, alcachofas, coles, calabacines, tomate, piña, espárragos, etc..
4).-Prohibir o reducir el consumo de: Grasas animales (embutidos), bollería industrial/dulces, chucherías y bebidas gaseosas.
5).- Hacer ejercicio:  moverse, caminar, bailar, acudir al gimnasio, natación, pasear,  ir en bici….. en definitiva moverse para quemar todo aquello que no se consume y que se acaba depositando en la zona abdominal.
(1): Según una información publicada por British Journal of Cancer
(2):Según un estudio publicado por el Instituto Alemán de Nutrición (DlfE)
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario