obesidad y sexo

La obesidad y el sexo

Es sabido por todos que la obesidad conlleva problemas asociados como pueden ser enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo dos.  Lo que no sabe tanta gente es que los primeros síntomas de un fallo en el sistema. Sin entrar en profundidad en el tema psicológico, está demostrado que sufrir obesidad afecta a la autoestima. La desvalorización hacía sí mismo que tienen las personas con sobrepeso puede hacer que incluso, en algunos casos,  eviten tener relaciones íntimas por miedo a sentirse rechazados, por vergüenza de ser observados o por falta de confianza en uno mismo.cardiovascular son disfunción eréctil en los hombres y la pérdida del apetito sexual en las mujeres. Además, el sobrepeso altera la producción de hormonas y afecta a nivel psicológico y de autoconfianza en las personas. Teniendo en cuenta todos estos datos nos preguntamos: ¿son compatibles la obesidad y el sexo?

La obesidad y el sexo están directamente relacionados. Los problemas van desde la disfunción eréctil hasta los problemas de embarazo

Pero no solo se trata de un tema psicológico, sino que la obesidad, tanto en mujeres como en hombres, produce la disminución de los niveles de testosterona, la hormona encargada de regular el apetito sexual. Por tanto aquellas personas con sobrepeso suelen presentar una libido baja y falta de deseo sexual. Otra de las dificultades viene derivada de los problemas en la circulación que se traducen, en el caso de los hombres, en una

disfunción eréctil ya que son incapaces de mantener una erección.

Si hablamos a nivel reproductivo la obesidad se relaciona con el aumento de la posibilidad de padecer de ovarios poliquísticos y, en el caso de los hombres, los espermatozoides son mucho más lentos, con lo que podemos afirmar que la obesidad dificulta el embarazo.

Recientes estudios han demostrado que es poner solución a la obesidad y el sexo mejora en la vida personas. Más allá de la salud cardiovascular, de bajar peso o mejorar el perfil metabólico, las personas que se someten a, por ejemplo, una reducción de estómago observan una mejora en su vida sexual. Con un tratamiento adecuado para tratar la obesidad se ganará en confianza y en autoestima, te aceptarás mejor a ti mismo y desaparecerá la vergüenza. A nivel de salud se generará más testosterona con lo que volverá a aparecer el libido, además de evitar problemas cardiovasculares con lo que la resistencia física aumentará a la vez que los hombres notarán un cambio en las erecciones y las mujeres en el flujo sanguíneo del clítoris. Si pones remedio a la obesidad tu salud y tu vida sexual lo agradecerán.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario