Marató TV3 Diabetes i Obesitat

Nuevo tratamiento Diabetes Tipo 2

Hoy en día la Diabetes Tipo 2 es el tipo de diabetes más común. Actualmente se estima que afecta a casi un 14% de la población española y la previsión es que vaya en aumento en los próximos años. Hay un dato extremadamente importante con respecto a esta enfermedad y es el hecho de que más del 80% de las personas que padecen diabetes tipo 2, padecen sobrepeso.

Como hemos comentado en anteriores ocasiones en nuestro blog TerapiasObesidad.es,  el sobrepeso empeora la resistencia a la insulina y es el principal factor de riesgo para el desarrollo de la Diabetes Tipo 2.

Hasta la fecha diferentes estudios médicos llevados a cabo a nivel internacional ponen de manifiesto los beneficios que cualquier tratamiento médico destinado a perder peso aporta para la mejora de la enfermedad.

En nuestra experiencia y en nuestro estudio- el primero a nivel internacional-sobre el Método Pose realizado con 82 pacientes,  se concluye  que tras la pérdida de peso hubieron mejoras significativas de los niveles de glucosa en sangre.

Desde hace poco, existe un novedoso tratamiento destinado a combatir el sobrepeso y la diabetes tipo 2, se trata de ENDOBARRIER, un nuevo procedimiento que se realiza por vía endoscópica y que tiene unos efectos similares a la cirugía bariátrica .

La técnica consiste en la colocación de una  endoprótesis que se sitúa en los primeros 60 cms del intestino delgado. Esto hace que los alimentos lleguen al extremo del intestino sin digerir y con mayor rapidez, lo que acaba provocando una pérdida de peso y una mejora en la producción de insulina en el páncreas, mejorando así el control de la diabetes tipo 2. La técnica se fundamente en los principios de la cirugía de la obesidad (cirugía metabólica), es decir con la colocación de la protésis se limita la absorción de nutrientes propia de técnicas de cirugía de la obesidad como el bypass.

Lo más destacable son las ventajas que ofrece esta novedosa técnica, ya que al realizarse por vía endoscópica se trata de una técnica mínimamente invasiva con la consecuente reducción de riesgos y complicaciones así como otras ventajas entre las que destacan una  reducción  del dolor post cirugía, disminución  del riesgo de infección al no haber herida y una recuperación  más rápida, entre otras muchas ventajas.

Otra de las principales ventajas de esta técnica es que no altera la anatomía del paciente y el dispositivo se retira al final del tratamiento que suele ser 12 meses.  El procedimiento de implante dura poco más de 20 minutos y el paciente es dado de alta al día siguiente

La técnica está especialmente indicada para personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) de entre 31 y 37 y pacientes que padecen Diabetes tipo 2 y sobrepeso aunque en la actualidad se siguen estudiando otras indicaciones.

Si quieres con más detalle cómo funciona esta nueva técnica no dudes en contactar con nosotros para solicitar información sin compromiso. 

 

 

4 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>