reducción de estómago sin cirugía barcelona

La obesidad: Una dependencia….la comida basura: una adicción

Quienes padecen obesidad saben lo difícil que es conseguir perder peso por sí mismos. La obesidad, del mismo modo que sucede con algunas substancias adictivas, produce mecanismos fisiológicos cerebrales (de placer, de recompensa, de buscar consuelo en la comida, etc…) que influyen en cambios fisiológicos.

Cuando una persona con obesidad intenta adelgazar, se generan una serie de mecanismos de compensación que hacen que su objetivo de perder peso sea más difícil si cabe… es como si el cuerpo detectase que queremos dejar de “darle lo que le estamos dando” de forma que genera un mecanismo de supervivencia que nos lleva a tener más hambre y a gastar menos calorías, provocando ambas cosas no sólo que sea difícil adelgazar sino una mayor prevalencia a seguir acumulando kilos de más.

Además de estos mecanismos cerebrales que impiden (no siempre pero en un gran porcentaje de la población con obesidad es así), que una persona obesa pueda poner fin al problema de sobrepeso por sí mismo, hay que sumar la adicción a la comida basura.

método pose barcelonaSegún el libro del periodista Michael Moss-ganador del premio Pulitzer en 2010-Salt Sugar Fat: How the Food Giants Hooked Us (‘Sal, azúcar y grasas: cómo los gigantes de la alimentación nos han enganchado’), la industria alimentaria utiliza fórmulas químicas en snacks y otros alimentos de comida rápida para que nos hagamos adictos a su consumo, hasta el punto que, según el autor: “Determinados alimentos pueden provocar unos efectos cerebrales mediante su ingesta que nos enganchen a ellos, casi de la misma manera que lo hace la cocaína”.

 

Según el galardonado periodista: “El procesamiento de estos alimentos está pensado para lograr un vínculo entre el consumo de estos alimentos y la sensación de bienestar, al activar mecanismos cerebrales que nos hacen dependientes”. Sal, azúcar y grasas son el trío de sustancias indispensables en todos estos alimentos.

De este modo el paciente con obesidad tiene que enfrentarse a varios obstáculos: La búsqueda de recompensa o consuelo en la comida y la propia adicción que generan determinados alimentos que habitualmente se encuentran entre las preferencias alimenticias de quienes padecen obesidad.

Ante tantos “obstáculos” a superar, la alternativa que por ahora ha demostrado ser efectiva en la lucha contra la obesidad es sin duda su tratamiento mediante técnicas destinadas a ello.método pose barcelona

Ya sea el balón intragástrico, el método pose, el método aspire….. este tipo de técnicas están concebidas no sólo para restringir la cantidad de alimentos que entran en el estómago (reducción de la capacidad del estómago y una mayor sensación de saciedad con menos cantidad de comida) sino también para inhibir su impacto calórico y en algunos casos -como el del Método Aspire -reducir la capacidad del cuerpo para absorber calorías, siendo por tanto la única forma de tratar la obesidad, obesidad grave o mórbida y superobesidad de forma efectiva.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario