comida rápida y obesidad

Comida rápida: ¿Cómo afecta a nuestra salud?

A pesar de que las cadenas de restaurantes de comida rápida han hecho un esfuerzo por incorporar algunas opciones más saludables a los menús, hay muchos motivos a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a platos “aparentemente saludables” que no lo son tanto y que consecuentemente contribuyen al aumento de peso y a otras enfermedades asociadas a la obesidad. Esta ha sido la conclusión de un estudio llamado “Fast food: unfriendly and unhealthy” publicado en el International Journal of Obesity.

Según este estudio los alimentos que forman parte de los platos que se pueden encontrar cadenas de comida rápida tienen una alta cantidad de calorías que, conjuntamente con el tamaño de las porciones que suele ser grande, inducen a un excesivo consumo de calorías.

Las conclusiones del estudio llevado a cabo en EEUU son aplicables al resto del mundo ya que según los investigadores que participaron en él, los menús de este tipo de comida son similares en todo el mundo. Los análisiis químicos obtenidos de 74 muestras de menús de comida rápida que consistía en patatas fritas y pollo fueron comprados en tiendas de 35 países diferentes. Las muestras analizadas determinaron un contenido “inaceptablemente altos de ácidos grasos trans producidos industrialmente (IP-TFA)”, según determinaron los investigadores.

El IP-TFA tiene efectos biológicos potentes y puede contribuir al aumento de peso, obesidad abdominal, diabetes tipo 2 y enfermedad coronaria. Según los autores del estudio “la calidad de los alimentos y el tamaño de las porciones deben mejorarse antes de que sea seguro comer con frecuencia en la mayoría de las cadenas de comida rápida”.

Y es que éste no es el único estudio que demuestra esta asociación entre comida rápida y obesidad/diabetes/colesterol, etc….

En la película documental ‘Super Size Me’, el personaje Spurlock se alimentó durante 30 días  tres veces al día de comida rápida y ganó 11 kg en solo un mes. Además del sobrepeso que es bastante obvio que con un tipo de alimentación así el protagonista iba a engordar, el documental plantea la cuestión de si la comida rápida supone un riesgo especial para la salud. Hasta qué punto este comportamiento es un rasgo realista en la población general, y hasta qué punto el consumo de comida rápida contribuye a la obesidad y otras morbilidades como la diabetes tipo 2 y la enfermedad coronaria.

En cualquier caso, la conclusión de cualquier aspecto relacionado con el sobrepeso y la salud siempre es la misma: Somos lo que comemos

Por ello debemos conocer bien cómo y de qué forma podemos alimentarnos mejor y cambiar determinados hábitos alimenticios, y la mejor forma de hacerlo es poniéndose en manos de expertos.

Nuestro equipo médico lleva más de 20 años tratando problemas de sobrepeso y obesidad con diferentes opciones (dietas, balón ingerible, balón intragástrico, método pose, método aspire, etc…) por lo que si deseas mejorar tus hábitos alimenticios y tratar un problema de sobrepeso u obesidad no dudes en solicitar una visita informativa gratuita y sin compromiso en la que podamos valorar tu caso.

balón ingerible para perder peso

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario