La obesidad y la pareja

Sant Jordi. Regala calidad de vida a tu pareja

Hoy es Sant Jordi, jornada que en Cataluña se celebra el día de los enamorados. La obesidad en pareja se ha de tratar con delicadeza. Hablar de sobrepeso siempre es un tema complicado, incluso tabú, y más cuando lo has de hacer con la persona a la que quieres y estás compartiendo tu vida. Pero no se debe de hacer caso omiso, sino que existen maneras para poder hablar el tema y todas las partes salgan beneficiadas, obteniendo una mejor calidad de vida.

Lo más importante es intentar transmitir que tu mensaje no se basa en cuestiones físicas o estéticas. Sino que tu preocupación viene relacionada con la salud y la calidad de vida de una persona con sobrepeso. Con las palabras adecuadas se puede concienciar sobre los problemas asociados que suponen el sobrepeso y la obesidad. El cansancio, la apatía, los problemas emocionales, problemas sexuales… pueden ser consecuencias de la obesidad que afecten de manera directa a la pareja.

Sant Jordi regala salud y calidad de vida La obesidad en pareja: Con las palabras adecuadas y la actitud idónea podemos ayudar a que un ser querido empiece un tratamiento para la obesidad y mejore su calidad de vida.

Como hemos dicho, lo importante no es valorar “si te sobran 2, 5 o 15 kilos de más” y tampoco hemos de entrar en temas de imagen o recurrir a comparaciones pasadas como “estos pantalones antes te cabían…” Con estas expresiones podemos dañar la autoestima de la otra persona e incluso avergonzarla. Es por eso que tampoco se debe forzar el tema o adoptar una posición muy controladora. La mejor opción es ser comprensivo y cuando la otra persona quiera hablar de tema estar preparado para saber apoyarla.

Para ello lo mejor es ser empático con la otra persona, mostrarle tu apoyo. La mejor manera de tratar el tema es de demostrar que nos preocupa su salud, su calidad de vida y hacerle ver que el fin de todo es su felicidad. Para ello se debe hablar con cariño, delicadeza y con sentimientos.

Otro punto importante es el de no buscar culpables. No es necesario y no aportará nada positivo. Así que evita echar la culpa a algo o alguien. Si transmites bien tu mensaje puede parecer duro pero en el fondo está cargado de buenas intenciones y con la comunicación correcta puede ser el primer paso para solucionar un problema.

Si regalas las palabras adecuadas puedes regalar calidad de vida a una persona y a la pareja. El mejor regalo que se puede hacer.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario