Reducción de estómago sin cirugía Método POSE

Adelgazar ¿Por qué el Método POSE funciona mejor que una dieta?

Cuando se trata de adelgazar hay un tema que preocupa y es el volver a ganar peso.

El conocido efecto yo-yo es un hecho y muchas personas que consiguen perder peso con dietas al cabo de un tiempo vuelven a ganar peso.

Diferentes investigaciones concluyen que la clave para no volver a engorar está en el control del apetito. De este modo, la sensación de hambre es un componente clave que puede hacer que conseguir perder peso sólo con dieta sea toda una lucha. A pesar de que con la dieta se consigue perder peso, en algunos casos nuestro organismo continua enviando señales a nuestro cerebro de que tenemos hambre o de que nos apetece x. A la mínima ocasión en la que nos saltamos la dieta el peso se vuelve a disparar..

Por eso el Método POSE no es sólo un procedimiento para perder peso sino también una “herramienta” de control del hambre que contribuye a estabilizar los niveles de saciedad y a que la pérdida de peso sea sostenida a largo plazo.

El Método POSE te ayuda en varios aspectos.

1).- Al reducirse (por vía endoscópica) la capacidad del estómago, el paciente come menor cantidad de alimentos y se siente saciado antes.

2).- El Método POSE afecta positivamente a las señales de hambre, por lo que reduce la sensación de hambre entre comidas.

3).- Se ralentiza el vaciado del estómago, por lo que la sensación de “sentirse lleno” se alarga por más tiempo.

Estos tres aspectos son los que contribuyen a que el cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida necesario para controlar un problema de sobrepeso u obesidad sea más sencillo.

Es por eso que en un estudio desarrollado entre varios equipos médicos y en el que nosotros participamos, demostró que los resultados de pérdida de peso y el mantenimiento de esa pérdida de peso a largo plazo es claramente superior con el Método POSE que con un programa que combine dieta + ejercicio.

Para el estudio se seleccionó a  un total de 44 pacientes con obesidad divididos en dos grupos.

A 33 personas se les realizó el Método POSE®, y a los otros 11 participantes se les sometió a un programa de dieta y ejercicio supervisado por un dietista experto en el tratamiento de la obesidad.

Durante un año se siguió la evolución de los pacientes de ambos grupos. Al concluir el estudio los pacientes a los que se realizó la reducción de estómago sin cirugía con el Método POSE perdieron una media de un 46,5% de exceso de peso mientras que los participantes del otro grupo habían perdido un 18,12% de exceso de peso. En definitiva, los pacientes tratados con el Método POSE perdieron tres veces más que los que habían conseguido perder peso con un programa de dieta+ ejercicio.

Los resultados del estudio sobre pérdida de peso MILEPOST se presentaron en la conferencia anual de la IFSO (International Federation for the Surgery of Obesity and Metabolic Disorders, Federación Internacional para la Cirugía de la Obesidad y Desórdenes Metabólico.

Para más información sobre cómo el Método POSE puede ayudarte a perder peso, solicita una visita gratuita con nuestro equipo médico.

información método pose, balón gástrico, método aspire

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario